Pedro Alemany da luz verde al campo de golf sin la aprobación de la Junta de Gobierno

El concejal de Urbanismo se arroga competencias de la Junta de Gobierno para firmar un decreto que inicia el procedimiento para declarar el campo de golf como de Interés Municipal. El Pacte de la Barbera no presenta convenio ni exige a la empresa ninguna obligación.

Villajoyosa. 27, mayo, 2020. El ‘Pacte de la Barbera’ pone en marcha el procedimiento para declarar el campo de golf de Interés Municipal. Para ello, el concejal de Urbanismo, Pedro Alemany, ha asumido las competencias de la Junta de Gobierno local y ha firmado un decreto que permitirá a la empresa iniciar las obras una vez la Dirección Territorial dé el visto bueno.

Este procedimiento, además, se ha llevado a cabo en plena pandemia del covid-19 y sin que el tripartito haya hecho públicas sus intenciones de poner en marcha inmediatamente las obras del campo de golf.

El grupo municipal del Partido Popular ha acusado al gobierno de falta de transparencia en este asunto y de ratificar la calificación de Interés Municipal sin haber negociado un Convenio entre el Ayuntamiento y la empresa.

El portavoz de la formación política, Jaime Lloret, explica que “el gobierno local ha mantenido oculta esta información hasta el último pleno y tenemos nuestras sospechas de que pueden seguir ocultando datos a pesar de haberles preguntado sobre la cuestión.”

“Parece que al gobierno del ‘Pacte de la Barbera’ le han entrado las prisas por desarrollar el campo de golf sin la firma de un convenio con la empresa que aporte solución a temas tan importantes como qué sucede con los intereses de demora que el Ayuntamiento debe pagar a la empresa.

¿qué va a suceder con la deuda que el Ayuntamiento tiene con la empresa ¿por qué el gobierno no presenta un convenio que regule todas estas cuestiones?”, finaliza Lloret.

El jefe de prensa del Ayuntamiento de Villajoyosa llama ‘miserables’ al Partido Popular

El PP pone en marcha una campaña para denunciar que el gobierno local anuncia ayudas en la prensa que no se materializan. La ciudadanía vilera sigue desamparada casi dos meses después.ç

8, mayo, 2020. El Ayuntamiento de Villajoyosa sigue sin aprobar ninguna ayuda para la lucha contra el COVID-19. Así lo ha querido plasmar el Partido Popular a través de una serie de imágenes que escenifican que el gobierno vilero actúa mal y tarde, a rebufo de las localidades vecinas y para acallar las críticas.

Esta campaña no parece haber gustado al Jefe de Prensa del Ayuntamiento de Villajoyosa, que no ha dudado en excederse al tildar en sus redes sociales de ‘miserables’ al Partido Popular y por extensión a todos sus afiliados y votantes.

Antonio Aguilera publica un listado de notas de prensa donde se recogen las ayudas del Ayuntamiento, pero lo cierto es que ninguna de estas ayudas ha llegado todavía a los ciudadanos de a pie.

A 8 de mayo, día señalado para todos los vileros por lo que significa, el gobierno local ni siquiera ha aprobado ninguna base para otorgar ayudas, mientras que en el resto de localidades colindantes ya se están recibiendo al aprobarse desde el 1 de abril.

Desde el PP consideran que “lo verdaderamente miserable y poco inteligente es anunciar cosas y no hacerlas. El Partido Popular ha hecho llegar al gobierno varias propuestas económicas y sociales y lo único que ha recibido es el silencio más absoluto.”

Casualmente aparecen propuestas municipales a los pocos días de que el PP las proponga o denuncie la falta de ayudas, por lo que nos alegramos de que nuestra política constructiva sirva para que los vileros se puedan beneficiar, aunque para ello tengamos que obligar al gobierno a que camine.”

Foto extraída de la página de Facebook “Faro de Villajoyosa”.

Por último, el Partido Popular también ha querido recordar al jefe de prensa del Ayuntamiento de Villajoyosa que su argumento es poco creíble al ser un trabajador ‘puesto a dedo’ y sin haber pasado ningún filtro.

“Es lógico que el Jefe de Prensa, Antonio Aguilera, crea que el gobierno lo está haciendo muy bien cuando él recibe su nómina de 1.800 euros por hacer fotos, pero si preguntara en la calle, se percataría que lo miserable es engañar a la gente anunciando cosas sin aprobarlas o mezclando datos o llevar 100 euros de comida para hacerse la foto.”