La realidad de los cien días de Verdú

Si alguien pensaba que los primeros cien días de gobierno socialista, apoyado por el expopular Pedro Alemany, dejasen mucho que desear, la realidad es que han sido peor de lo esperado. La soberbia actitud de Verdú, sus mentiras y la nula capacidad de gestión de su gobierno han estado patentes en todo momento.

Es grave el hecho de que un alcalde falte a la verdad y algunos de los casos que se pueden corroborar son:

  • Ampliación del hospital: afirma Verdú que el PP no hizo nada respecto a ello, pero lo cierto es que el expediente de expropiación de los terrenos adyacentes al Hospital comarcal están iniciados desde el día 12 de noviembre de 2014, además de hecha la valoración de las parcelas y habiendo mantenido reuniones con los propietarios de las mismas.
  • Caja 413: Verdú afirma que hay más de dos millones de euros en facturas sin presupuesto y el propio informe de intervención desmiente la versión del alcalde.
  • Bajada IBI: Verdú prometió bajar el IBI al 0,4% mientras se revisaban los valores catastrales y tres meses después anuncia que no lo hará. Su mentor Gaspar Lloret y dos concejales actuales del gobierno conocían perfectamente el estado de las cuentas.
  • Iluminación caminos rurales: Verdú acusa al PP de errores en la tramitación de la subvención pero él mismo se desmiente en su propio decreto. La iluminación será posible gracias a la gestión del PP tras haber solventado una situación irregular generada por su socio Pedro Alemany.
  • Contratación de empresas a dedo: el actual alcalde falta a la verdad cuando afirma que el PP contrató empresas “a dedo” y rectifica su versión tras pedirle explicaciones.
  • Ajardinamiento del cauce del río Amadorio, paseo de la playa y paseo de la playa estudiantes: afirma Verdú que estos tres proyectos han sido llevados a cabo por el PSOE y las tres obras son consecuencia de un convenio firmado por Gobierno central, Generalitat y Ayto. Villajoyosa, siendo las tres instituciones gobernadas por el PP en ese momento.

Queda palpable la falta de ideas a través de las nulas iniciativas, dedicándose únicamente a anunciar los proyectos que el PP tenía en marcha:

  • Rotonda del Puerto: el PP llevaba un año gestionando eliminar el cruce semafórico de la bajada al puerto por carretera Benidorm, crear un carril bici y tematizar con perfiles que replican las ánforas del pecio Bou-Ferrer.
  • Colegio Gasparot: el PP estuvo peleando toda la legislatura anterior para que Consellería hiciese realidad este proyecto, además del resto de centros educativos de la ciudad. En su nota, Verdú dice que no hay proyecto y luego manifiesta que lo están modificando y en la foto de la nota aparecen los planos del colegio. Sin palabras.
  • Pasos accesibles en las aceras de la Cala: existe una programación de rebajes en aceras que dejó proyectada el PP para adecuar todos los barrios. Se hizo en Gasparot, Costera Pastor y ahora seguirá La Cala tal como estaba programado.

Al margen de faltar a la verdad y no contar con proyectos propios, su propia incapacidad y la actitud de soberbia de no querer hacer una transición de poderes ordenada, la mala gestión es evidente en los siguientes casos:

  • Anulado el proyecto turístico-cultural de Villajoyosa.
    • Falta de apertura del nuevo Museo y anulación de visitas guiadas al Bou-Ferrer.
    • Falta de acondicionamiento de los accesos a la torre de Sant Josep tras su restauración.
    • Anulación de las visitas guiadas a comercios e industrias vileras durante la temporada estival, generando una merma en la economía local.
    • Se ha dejado sin servicios a la playa del Torres por modificar el contrato a solamente un año, cuando estaba planteado a cuatro. Así se pierden oportunidades laborables y de ocio.
    • Pérdida notable de referencias en la feria Comarqualitat (representación de los productos más destacables de la Marina Baixa).
    • Falta de limpieza e iluminación en zonas de actos festeros importantes y programados.
    • Retrasos en actos religiosos por falta de coordinación entre concejalías.
    • Iluminación de zonas sin criterio objetivo, creando agravios con otras zonas.
  • Asociaciones sociales y clubes deportivos.
    • Intromisión en la gestión e imposición de personas y criterios, además del aprovechamiento partidista de los asuntos internos.
    • Pérdida de continuidad del proyecto para la Fundación Deportiva, lo que suponía importantes ahorros y más ayudas para nuestros deportistas.
  • Mala gestión en comunicación institucional.
    • Los vileros han sufrido el uso partidista de los medios del Ayto., que han sido utilizados por Verdú para el autobombo personal, justificándose en que él es el alcalde, pero estos medios deben dar información y no opinión de partido. Los han usado incluso para criticar al PP y aflorar mentiras intencionadas.

En conclusión, esta es la auténtica realidad de los primeros cien días de desgobierno de Verdú, un alcalde sin iniciativas, con una pésima gestión y faltando a la verdad en cada manifestación que realiza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s