Los números de la Corporación

En estos días se ha hablado de que la Corporación actual va a suponer un ahorro de 190.000 euros con respecto a la anterior. A nosotros no nos salen las cuentas.

Si bien hay una diferencia de aproximadamente 169.000 euros en sueldos y seguridad social, ésta es debida al hecho de que ahora hay seis concejales en el gobierno y no once. El coste medio de cada Concejal está sobre los 42.000 euros anuales. Multipliquemos por cinco y quitemos el coste del mismo Concejal en la oposición.

En el mismo Pleno de Organización se expuso el cálculo del caso que fueran once en el gobierno (lo están intentando), y ya la diferencia se hacía ridícula. Con nuestros números, dicha diferencia se torna negativa, costando 2.297 euros más el equipo actual que el anterior (contando que los concejales costarían la media del coste actual). Hay que apuntar, por hacer honor a las cifras, que todo esto son números aproximados, pues las cotizaciones pueden sufrir variaciones según las circunstancias concretas.

Así pues, el debate es ridículo, por la heterogeneidad de las situaciones y por el montante en sí. No era, en cambio, ridículo comparar la anterior corporación con el cuatripartito, donde se barajaban ahorros de alrededor de 750.000 euros anuales, concretado en cuatro “sueldos de Alcalde” (de los de 4.600 euros al mes), quince asesores con sueldos también de los de antes, etc. A eso se llama mejorar.

Andréu anunció en campaña que “políticos profesionales no” (y que lo diga justamente un liberado sindical). “Profesionales” lo son el 83% (5 de 6), cuando en la anterior legislatura lo eran el 27% (3 de 11). Esto parece que se olvida y ya se habla, en el mismísimo Pleno de Organización, de dignidad en los sueldos. En otra ocasión alguien dijo que un Concejal debía de ganar lo mismo que en su trabajo anterior; nos habríamos ahorrado muchísimo más dinero, la diferencia entre corporaciones habría sido otra.

En un mes de trabajo el equipo de gobierno sólo se ha preocupado de la apariencia en los sueldos, de la apariencia en cuanto a su capacidad (de eso nos ocuparemos en otra ocasión) y de intentar asaltar alguna que otra institución al más puro estilo medieval. Pónganse a lo suyo, que ya se les está viendo el plumero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s