El tripartito obliga a bares y restaurantes a realizar un importante desembolso para adecuarse a la ordenanza de terrazas.

Partido Popular y Ciudadanos solicitaron en el último pleno una prórroga en la aplicación de la Ordenanza local de terrazas para evitar que los comercios de restauración, sumamente castigados por la pandemia, tengan que realizar una fuerte inversión en estos momentos.

Villajoyosa. 24, septiembre, 2020. En el último pleno de Villajoyosa se debatió a propuesta de Ciudadanos y de Partido Popular una moratoria en la aplicación de la ordenanza local que obliga a los comercios de restauración a adecuarse a una serie de condiciones que suponen un importante gasto para los negocios.

Entre otras cuestiones, esta normativa obliga a separar las sillas y mesas de la fachada de los edificios, poner tarimas en los negocios que ocupen la calzada, eliminar toldos y marquesinas que estén anclados al suelo o eliminar elementos que contengan publicidad de marcas comerciales.

El portavoz del PP, Jaime Lloret, explica que “todas estas actuaciones suponen un gran desembolso en momentos muy duros por la incertidumbre que genera la pandemia del COVID-19 en este tipo de negocios.”

Desde el Partido Popular ya se presentaron unas prórrogas para no aplicar la Ordenanza debido a la crisis económica del 2008. “En su día atendimos la situación del sector y en estos momentos el gobierno local debe hacer lo mismo porque además del castigo económico, están asumiendo unos enormes costes por la inseguridad de la pandemia”.

Lo que no es de recibo es que el concejal de Comercio, Josep Castiñeira, afirme públicamente que este verano ha sido para los bares y restaurantes de Villajoyosa ‘el mejor verano de la historia’ y que desatienda las circunstancias actuales y les obligue a adaptarse a una ordenanza local que va a ocasionar que algunos empresarios incluso valoren echar el cierre del negocio. El Ayuntamiento está para ayudar a sus ciudadanos o, al menos, no para ir en su contra”.

Compromís y PSOE vuelven a fracasar en su intención de eliminar el nombre de Villajoyosa

Cs y PP se congratulan de que la presión generada por los ciudadanos, apoyando las acciones realizadas por ambos partidos, hayan sido determinantes para frenar la propuesta.

Villajoyosa, 19 de noviembre de 2020. Como ya pasó en el año 2017, PSOE y Compromís han fracasado en su propósito ideológico y, ante la presión ejercida por la ciudadanía vilera, se han visto obligados a retirar del debate plenario el punto sobre la eliminación de Villajoyosa del topónimo del municipio.

Sorpresivamente, la noticia ha saltado cuando todavía no había llegado el momento de debatir el punto. El ponente de la propuesta y portavoz de Compromís, José Carlos Gil, ha aludido a la imposibilidad de debatir la iniciativa por tener que ausentarse de la sesión plenaria y, a continuación, ha retirado la propuesta sin más explicaciones, decisión que llama la atención por cuanto, como ha advertido el propio secretario municipal, conociendo de antemano tal situación el Alcalde podría haber variado el orden de los puntos, propiciando el debate al principio de la sesión.

Con independencia de las llamativas formas utilizadas, tanto PP como Cs se muestran enormemente satisfechos por la retirada del punto, que explican se debe al masivo rechazo mostrado por los vileros que, al parecer, incluso alcanzaría a algunos miembros del propio equipo de gobierno, pues no todos los concejales del tripartito vilero estaban por la labor de eliminar el nombre de Villajoyosa de la denominación oficial de la ciudad.

Cs y PP coinciden en afirmar que en la actual situación provocada por la pandemia este tipo de debates ideológicos solamente contribuyen a empeorar la situación, y que la respuesta social dada a su propuesta de mantenimiento del topónimo bilingüe deja bien claro qué es lo desean los ciudadanos de La Vila. Por eso, una vez más, quieren agradecer a los vileros su movilización en apoyo de esta causa.

PP y Cs acuerdan acciones concretas para defender el nombre de Villajoyosa

Las dos formaciones políticas mantienen un nuevo encuentro en el que concretan su colaboración ante la nueva propuesta sobre el asunto que el tripartito vilero llevará al Pleno del mes de noviembre.

Villajoyosa, 13 de noviembre de 2020. El tripartito vilero ha dado el siguiente paso para eliminar el nombre de Villajoyosa, y planteará al Pleno ordinario de la Corporación del próximo 19 de noviembre la propuesta de aprobación provisional del topónimo “La Vila Joiosa” como única forma oficial de denominación de la ciudad.

La propuesta contempla también la apertura de un período de información pública para formulación de alegaciones y, ante ella, Ciudadanos y Partido Popular han mantenido una nueva reunión de trabajo para seguir avanzando juntos en la defensa del topónimo “Villajoyosa/La Vila Joiosa”, definiendo las acciones conjuntas a realizar a partir de este momento.

Ambas formaciones políticas coinciden en destacar la importancia del hecho de que más del 50% de la población censada en el municipio tenga como referencia la lengua castellana, y que la sociedad vilera posea una base amplísima de personas venidas de otros lugares de la geografía española como Bullas, Peal de Becerro, Quesada, Zafra, Castilla y León o País Vasco, por citar algunos, sin olvidar además a los 7.500 ciudadanos extranjeros empadronados en la ciudad.

Por ello, y pretendiendo sumar y no dividir, inciden en que la mejor manera de respetar y defender la libertad de los ciudadanos al referirse a su localidad es manteniendo el actual topónimo, que contiene el nombre de la ciudad tanto en valenciano como en castellano.

Son numerosos los documentos históricos que atestiguan que Villajoyosa era el nombre más usado de la localidad, no siendo sino hasta el año 1979 cuando el Pleno del Ayuntamiento adoptó un acuerdo para formalizar el topónimo también en valenciano, añadiendo La Vila Joiosa. Precisamente esta es la postura ahora defendida por Cs y PP, el mantenimiento del topónimo bilingüe, que a su juicio refleja muchísimo más acertadamente la realidad de la sociedad vilera.

PP y Ciudadanos señalan, además, algunos ejemplos de ciudades que mantienen su topónimo bilingüe conviviendo con total normalidad, como Alicante/Alacant o Elche/Elx, tal y como venía sucediendo en el caso de Villajoyosa/La Vila Joiosa hasta que Compromís y PSOE se propusieron eliminar el nombre de Villajoyosa argumentando falsamente que era este un nombre “impuesto del castellano”.

Si el tripartito aprobara en el próximo Pleno la eliminación del nombre de Villajoyosa, se abriría un período de información pública del acuerdo en el que PP y Cs presentarían conjuntamente alegaciones a la decisión, que se fundamentarán en cuestiones tanto históricas como económicas y sociales.

Ambos partidos han acordado poner esas alegaciones al alcance de la sociedad vilera, para que todo aquel que lo desee pueda adherirse a las mismas, y, también, la realización de una campaña de movilización de la ciudadanía con acciones tanto presenciales como a través de redes sociales.

El gobierno de Villajoyosa se instala formalmente en la ilegalidad

PSOE, Compromís y Gent per la Vila votan en contra de cumplir la Ley 19/2014 estatal y la Ley 2/2015 autonómica, ambas relativas a transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno.

Villajoyosa. 18, octubre, 2020. Insólito pleno de octubre en el Ayuntamiento de Villajoyosa. El gobierno vilero se instaló en la ilegalidad al votar en contra de cumplir con la Ley 19/2014 y la Ley 2/2015, ambas relativas a transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno.

El PP presentó una propuesta recogiendo los múltiples incumplimientos que el gobierno de Andreu Verdú, tutelado por Pedro Alemany y Josep Castinyeira, realiza en cuestión de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información  Pública y Buen Gobierno.

Según los informes de Dyntra, empresa especializada en análisis de datos que las distintas Administraciones Públicas ponen al alcance de los ciudadanos, el Ayuntamiento de Villajoyosa incumple el 70% de las obligaciones y recomendaciones de la Ley de Transparencia.

Jaime Lloret, portavoz del grupo municipal del Partido Popular, explica que “nuestra iniciativa estaba libre de lectura política, simplemente instaba al gobierno local a cumplir con la Ley estatal y autonómica de Transparencia,  pero inexplicablemente el gobierno votó en contra de cumplir con la Ley”.

“No entendemos cómo el alcalde y el resto del gobierno pueden manifestar continuamente que este gobierno es muy transparente, cuando incumplen el 70% de los criterios de la Ley”.

Pero el debate no solamente quedó ahí, sino que el propio concejal de Transparencia reconoció públicamente que no se cumple con la Ley, que la concejalía se encuentra vacía de contenido y que es un gesto de cara a la galería.

Desde filas populares, afirman que “en el gobierno no saben ni quieren saber las implicaciones que tiene cumplir con la Ley de Transparencia. Están convencidos que tener en la web un portal de transparencia donde no se publica nada ya es motivo suficiente para afirmar que son transparentes.”

La nota simpática del debate la puso el edil Pedro Alemany, al defender que no se cumpla con la Ley porque “quien le conoce sabe que él siempre ha sido transparente en todo y siempre ha ido con la verdad por delante.”

El gobierno de Villajoyosa aprueba unos presupuestos que hipotecan el futuro de la ciudad

PSOE, Compromís y Gent per la Vila diseñan unos presupuestos que destinan casi el 50% del gasto a pagar al personal de la Administración. La cifra aumentará en el año 2021 al aprobar la creación de 25 nuevas plazas de funcionariado.

Villajoyosa. 16, octubre, 2020. El gobierno del socialista Verdú, liderado en la práctica por Josep Castinyeira y Pedro Alemany, ha aprobado con el voto en contra de toda la oposición unas cuentas públicas que destinan casi el 50% del gasto a pagar nóminas.

Este hecho hipoteca el futuro más inmediato de Villajoyosa al imposibilitar que la ciudad pueda destinar parte de su presupuesto a realizar las inversiones necesarias y mejorar los servicios al ciudadano.

El portavoz popular, Jaime Lloret, explica que “de los 30 millones de euros que contempla el presupuesto, 26 están inmovilizados en el pago de nóminas y gastos corrientes de funcionamiento de la Administración, por tanto, solamente 4 millones de euros pueden ser destinados tanto a subvenciones como inversión.”

“Además, este hecho también imposibilita que se le puedan bajar los impuestos a los ciudadanos porque sí o sí se necesita recaudar para poder pagar las nóminas.”

“Pero todavía más negro es el futuro presupuestario de la ciudad cuando el gobierno tripartito aprueba la creación de 25 nuevas plazas de personal, lo cual aumenta los gastos en nóminas en un millón de euros más para el 2021.”

En la crítica realizada por el grupo municipal del PP a estas cuentas, el portavoz hizo hincapié en la diferencia de gestión entre la izquierda que gobierna Villajoyosa, que absolutamente todo debe ser municipalizado, y el resto de localidades colindantes –de todos los colores políticos– cuya tendencia es la colaboración público-privada.

Jaime Lloret finaliza afirmando que “no podemos competir con los municipios de nuestro entorno porque no invertimos al mismo nivel que ellos.”

Partido Popular y Ciudadanos unen fuerzas para mantener el nombre de Villajoyosa

Ambas formaciones políticas acuerdan acciones conjuntas en defensa de la utilización de los dos topónimos, Villajoyosa y La Vila Joiosa, que hasta la fecha han coexistido sin ningún problema.

Villajoyosa, 1 de octubre de 2020. Tras el acuerdo plenario en el que el gobierno de Andreu Verdú, liderado en la práctica por Pedro Alemany y Josep Castiñeira, decidió por 11 votos a favor y 10 en contra eliminar el nombre de Villajoyosa, se ha iniciado un largo procedimiento para intentar cambiar el nombre de la ciudad.

Ese acuerdo, adoptado con tan solo los votos de los concejales de PSOE, Compromís y Gent Per la Vila, no representa en realidad más que el comienzo de una tramitación administrativa que se prolongará durante varios meses, en los que el nombre oficial seguirá siendo el actual con las dos denominaciones. Esa tramitación impone ahora que el gobierno tripartito debe aportar los informes técnicos, históricos y lingüísticos que justifican una decisión tan evidentemente ideológica como la que han adoptado.

Ante esta situación, Ciudadanos y Partido Popular anuncian que aúnan esfuerzos en defensa de la utilización del actual topónimo de la ciudad, Villajoyosa/La Vila Joiosa. Para ello, se van a recabar cuantos antecedentes e informes de todo tipo sean necesarios y, además, se realizarán otras acciones conjuntas de cara a la ciudadanía, tales como recogida de firmas, charlas informativas o, en su momento, ofrecimiento de adhesión a las alegaciones que se presentarán conjuntamente.

Ambos partidos manifiestan que la decisión de unir fuerzas no va ni contra nadie ni, por supuesto, en contra de ninguna lengua, sino que responde al sentir de un gran número ciudadanos de la localidad, que no están de acuerdo con ese cambio de nombre.

Los vileros y vileras nunca han tenido problema alguno en utilizar Villajoyosa o La Vila Joiosa, y muchos entienden que en la ciudad existen numerosos problemas que requieren de solución como para que el tripartito se dedique a plantear asuntos de este tipo sobre el que, en todo caso, dada su trascendencia, deberían opinar todos los vecinos.

Los 11 concejales del tripartito eliminan el nombre de Villajoyosa porque “es un nombre castellano impuesto y absurdo”.

La mayoría de 11 concejales del gobierno formado por PSOE, Compromís y Pedro Alemany eliminan el nombre de Villajoyosa. El acuerdo se debe someter a exposición pública por 30 días para que cualquier interesado pueda realizar alegaciones.

Villajoyosa. 18, septiembre, 2020. Ni Pedro Alemany ni ningún concejal socialista ha recapacitado y finalmente el propósito de Compromís se ha impuesto al resto del gobierno y de ciudadanos del municipio. Villajoyosa pasa a la historia y solamente se llamará La Vila Joiosa.

El clamor social manifestado los últimos días en redes sociales en contra de esta decisión del gobierno no ha hecho que ‘Repeló’ echara marcha atrás, como sí hizo en el año 2017, y en esta ocasión ha respaldado la misma moción de hace 3 años alegando que “ahora las condiciones han cambiado”.

Tampoco los argumentos históricos han servido para un gobierno que ni siquiera ha querido entrar al debate, sabiéndose ganador de la votación y que no había mucho argumento para sostener su deseo de eliminar el nombre de Villajoyosa, salvo el argumento ideológico.

Desde el PP manifiestan que “lo vivido en el pleno de hoy ha sido bochornoso. Simplemente han eliminado el nombre de Villajoyosa porque Compromís quiere ir paso a paso imponiendo a todos su ideología. Pero los verdaderamente culpables no son ellos, sino Pedro Alemany y especialmente el PSOE, que ha traicionado a gran parte de sus votantes”.

Tal y como dijo Alemany hace 3 años, esto no lo pueden decidir ni siquiera los 21 concejales del pleno. Esta decisión compete a los habitantes de Villajoyosa y se les debería haber llamado a una consulta popular, algo que la Ley permite al Ayuntamiento”.

Es inadmisible que un gobierno local funcione de esta forma, tomando decisiones para contentar a unos pocos y así no perder el poder. El gobierno debe actuar en beneficio del interés común, pero los socialistas han entregado en bandeja el gobierno de Villajoyosa a Pedro Alemany y Compromís, que hacen y deshacen a sus anchas. El alcalde solamente está para moderar el pleno y hacerse fotos”.

El Partido Popular no da todavía la batalla por perdida, pues tal y como ha informado en el pleno, este punto no va acompañado de un informe económico sobre el gasto que va a suponer para las arcas del Ayuntamiento cambiar el nombre de todos los sitios, como tampoco cumple los requisitos tasados en la Ley para que se pueda producir un cambio de nombre de municipio.

“El punto ha pasado el primer trámite, que es su aprobación por la mayoría del pleno, pero faltan una serie de requisitos legales para que el Consell apruebe definitivamente a través de un decreto el cambio de nombre y eliminar finalmente Villajoyosa”.

El primer paso será someter el acuerdo de pleno a exposición pública para que, durante 20 días, los ciudadanos interesados y que se sientan agraviados puedan interponer las alegaciones que estimen convenientes contra esta decisión”.

Con todo ello, desde el Partido Popular ya han avisado en el debate plenario que “tan pronto como lleguemos al gobierno, vamos a volver a aprobar el nombre de Villajoyosa para que los ciudadanos sean libres de referirse a su municipio como ellos quieran, en valenciano o castellano”.

Compromís insiste de nuevo en eliminar el nombre de Villajoyosa

El partido nacionalista registra exactamente la misma moción que registró en el año 2017 para eliminar el nombre de Villajoyosa y que solamente exista la Vila Joiosa. La iniciativa nacionalista está respaldada por el PSOE y Pedro Alemany.

Villajoyosa. 7, septiembre, 2020. Tres años después, Compromís quiere volver a eliminar el nombre de Villajoyosa para que solamente se pueda llamar la Vila Joiosa, pero esta vez, Josep Castiñeira parece que se saldrá con la suya, pues la propuesta cuenta con el apoyo del PSOE y de Pedro Alemany, que votó en contra en el 2017.

La moción presentada por los nacionalistas y respaldada por socialistas y ‘Repeló’, afirma que “el nombre de Villajoyosa es un nombre impuesto”, algo que tildan de “absurdo e innecesario”, por ello solicitan que la única forma del topónimo de nuestra ciudad sea la Vila Joiosa.

En el 2017, Pedro Alemany manifestó ante la misma moción que “es una moción un poco difícil de tomar una decisión en un salón de plenos, el pueblo es soberano y no es algo que deben decidir 21 concejales en el salón de plenos. Esta moción supone eliminar el nombre de Villajoyosa y Gent per la Vila va a votar en contra”.

Desde el PP manifiestan que “tres años después, Repeló suscribe la misma moción y que debería explicar públicamente los motivos de que ahora sí se pueda eliminar el nombre de Villajoyosa cuando en el 2017 no era una decisión que debían decidir los 21 concejales”.

“Estos cambios de parecer entre Compromís y Pedro Alemany se deben a la política que está implantando este gobierno local que no mira por los intereses de todos los ciudadanos, sino por los suyos propios, políticos y personales”.

“Estamos asistiendo a la política del ‘hoy por ti y mañana por mí’. Pedro Alemany ha cambiado de opinión porque Compromís tuvo que tragarse sus propias palabras y aprobarle a Repeló el campo de golf. Ésta moción es la moneda de cambio. La transparencia brilla por su ausencia en este desgobierno.”

“Y mientras el intercambio de cromos entre Compromís y Pedro Alemany se sigue dando, el PSOE asiste cual marioneta a los tejemanejes de sus socios de gobierno, callado e inmóvil para no molestar a ninguno de los dos, no sea que alguno se cabree, se lleve el balón a casa y se acabe el partido para todos”.

Desde el PP apuntan directamente al PSOE como principal culpable de que el Ayuntamiento esté adoptando acuerdos que nadie en Villajoyosa exige.

No era un clamor ciudadano en Villajoyosa eliminar el nombre de la Avenida Juan Carlos I, como tampoco ningún ciudadano pide que eliminen el nombre de Villajoyosa. Son decisiones puramente ideológicas de un partido que intenta imponer sus principios nacionalistas al resto de la población, mientras Pedro Alemany se aprovecha y el PSOE calla para no perder el sillón”.

“¿Realmente para el gobierno de Andreu, Repeló y Castiñeira lo más importante es eliminar nombres de calles y topónimos en castellano? ¿Qué medidas ha adoptado el gobierno para la gente que no encuentra trabajo? ¿Y para los comercios? ¿Y para los jóvenes que no pueden acceder a un alquiler? ¿Por qué no bajan los impuestos?”

El PP propone la incorporación de personal sanitario en los centros educativos y pruebas PCR ante el inicio escolar.

El Partido Popular presenta dos iniciativas encaminadas a que el regreso a las aulas para los más pequeños sea lo más seguro posible. El gobierno local no se ha pronunciado sobre las medidas propuestas para el nuevo curso escolar.

Villajoyosa. 3, septiembre, 2020. El PP ha registrado dos iniciativas para su debate en el próximo pleno relacionadas con el inicio del próximo curso escolar. Estas dos propuestas van encaminadas a buscar unos centros educativos más seguros y con mejores herramientas ante el COVID-19.

La primera moción busca la incorporación de enfermeros y enfermeras escolares en los centros educativos para que cuando en septiembre se reanuden las clases lo hagan con la mayor normalidad, pero con todas las garantías sanitarias para docentes, personal no docente y alumnos.

“La figura del enfermero/a escolar es la clave para que el resto de las medidas que se apliquen tengan éxito, de tal forma que el enfermero/a escolar debe coordinar todas las acciones dirigidas a la comunidad educativa (docentes, alumnos y familias) y también a las empresas vinculadas al centro (limpieza, comedor, transporte…)”, afirman desde el grupo popular.

“Desde el PP consideramos que no se puede descargar toda la responsabilidad sanitaria en la figura de los docentes, sino que deben ser profesionales del sector sanitario los que tengan dicha responsabilidad”.

Por otro lado, el PP también propone la realización de pruebas PCR al personal de la comunidad educativa antes y durante todo el curso escolar.

“La Generalitat no permite que los Ayuntamientos realicen las pruebas del COVID, y desde el Partido Popular lo que solicitamos es que ante un inicio escolar muy complicado, la Conselleria de Sanidad permita a la Administración local realizar las pruebas PCR y los dote de un fondo económico.”

En Finestrat y Benidorm control de aforo y delimitación de playas. En Villajoyosa, unidad de caballería.

Las medidas preventivas adoptadas por Villajoyosa distan mucho de las tomadas por las localidades vecinas. Mientras en Finestrat o Benidorm controlan el aforo a las playas y las delimitan, en La Vila se ha creado una unidad de caballería.

Villajoyosa. 11, agosto, 2020. Las distintas formas en las que los Ayuntamientos de la comarca de la Marina Baixa han centrado sus medidas preventivas han distado mucho de las que el Ayuntamiento de Villajoyosa ha adoptado.

Villajoyosa fue uno de los primeros municipios que abrió sus playas a los bañistas, hecho que fue acogido por el alcalde y el resto del gobierno como algo muy positivo, pero lo cierto es que con la perspectiva temporal ha resultado ser un error.

Las medidas tan laxas que se han adoptado en Villajoyosa por parte del gobierno tripartito han provocado un ‘efecto llamada’ con las imágenes que hemos visto todos los fines de semana en las playas. Aglomeraciones de bañistas que no son recomendables.

Imagen propagandística del Ayuntamiento de Villajoyosa

Mientras tanto, en los municipios vecinos de Finestrat y Benidorm sí se han tomado medidas que han ido encaminadas a salvaguardar la seguridad de los bañistas.

Por ejemplo, en Finestrat se ha limitado el acceso a la playa desde el minuto uno, publicitando esta medida para evitar precisamente ese efecto llamada no deseable en estos momentos.

En Benidorm, con playas de gran reclamo a nivel internacional, se ha limitado también el aforo a las playas delimitando la superficie de las mismas y con cita previa.

Delimitación de playas en Benidorm

Contrastan sin duda las medidas de nuestros vecinos con las que Andreu Verdú ha impuesto en Villajoyosa, creyendo que con la creación de una unidad de caballería estaba todo resuelto.

Desde el PP manifiestan que “Andreu Verdú se ha precipitado y no se ha percatado de que su irresponsabilidad también afecta a los municipios colindantes. En algunos medios incluso hablan de ‘localidad de la Costa Blanca’, una marca que representa a todos los pueblos costeros de la provincia de Alicante”.